Cepillalo con un cepillo de dientes y después enjuágalo con agua tibia. 

 

Sécalo con secador de pelo o con un paño suave.

 

ANILLOPRINCIPAL4.png

SIGUE LOS SIGUIENTES PASOS

PARA MANTENER TUS FRANKA BRILLANTES!

Haz una lavaza con agua caliente y lavaloza o desengrasante.

(Agua caliente, no recién hervida porque se podría quebrar la piedra)

 

Déjalo reposar un rato.

(Hasta que el agua este más fría)